Francisca Learrea

LA CARA Y LA CRUZ

Hay dos tipos de quejíos
y que nadie lo discuta:
er quejío de los míos
y er quejío la gran puta.

El primero es andaluz,
que si usté en ello repara
a veces canta la cara
y a veces canta la cruz.

El segundo es parecío,
pero se entiende al revé:
la cara, la tiene el tío,
y la cruz la carga usté.

Francisca Learrea

Teresa de Carcunda

LA MONJA QUE SE MONJA

Sor Rojilla, Sor Rojilla,
es la que hoy la pauta marca,
y lo celebra el jerarca
del cepillo y la cepilla.

Y es que a la curia rumana,
que no es boba, sino viva,
esta monja subversiva
el camino les allana.

Que si más y más abarcas,
más ocupas y más chupas
la sangre de los que ocupas...
¡Qué listos estos jerarcas!

Y hasta un cura cuellicorto
afirma con gesto serio:
"¡Gran servicio da al imperio
la monjita del alborto!

¡Ay, Tere, tú si que sabes!,
y si en ello hay beneficio,
gritemos, con sacrificio:
¡Viva el Stalin y el Chaves!"

Teresa de Carcunda

Edipo Tenuso

EL ORGULLO DEL POETO

Los poetos son personos
que albergan dentro del almo
una especie de mar calmo
donde danzan peces monos.

Y esos monos, que son peces,
con su grácil chapoteo,
al poeto, guapo o feo,
le disipan las tristeces.

Las tristeces del poeto
de este horriblo y duro vido
que lo deja malherido
cuando juega mucho al teto.

Ah, qué vida más cruel
para aquel que versifica
y se rasca si le pica
donde se la mete aquel.

Mas no hay rato, rito o reto,
ni derrota ni de Rute
que le pueda dar un tute
al orgullo del poeto.

Edipo Tenuso

Aquiles Platico

CANSIONERO POP-PULÁ

I

Hay quien no sólo es poeta,
sino que es porreta incluso,
que tiene muchas más letras.

II

Si los destinos son fijos
y no permiten disputa,
¿quién mueve los entresijos?,
¿los entresijos de puta?

III

¡Ay, Mariano!, ¡ay, Mariano!,
tú nos quieres engañar,
porque empiezas con el mar
y terminas en el ano.

IV

Para la rebeldísima
edita Viejo Fin
uno llamado asín:
"Cánsate y sé putísima". 

V
 
Mahatma Arturito, más
te vale que te desdigas,
sino el camino que sigas
puede ser que esté de más...

VI

¡Un libro lo lee el que quiere!
¡Pero la Ana que mata
y quemar los libros trata
ni se quema ni se muere!

VII

En la Isla de León
se pesca con hilo y caña...
¡y nadie pesca al ladrón
que nos gobierna en España! 

VIII

Los colegios andaluces
se están quedando sin cruces,
aunque eso no signifique
que ya no nos crucifique
el que tiene pocas luces. 

IX

Españolito putero,
¡aquello que no das gratis
te lo compras con dinero! 

X

La vida siempre reparte
certeramente sus bienes:
¡penas que van para algunas
para que por otras penes!

XI

No me seas más matraca
ni ignorante, por favor:
¡donde hay miedo no hay amor,
ni buen olor donde hay caca! 

XII

Patrick Swayze era un fantasma
en la película Ghost...
Rajoy lo escucha y se pasma:
"¿Fantasma? ¡Ya somos dos!" 

XIII

Pues yo pienso, la verdad,
que habrán de parir los hombres
para que haya paridad. 

XIV

Pobre perro vagabundo,
nadie tiene en este mundo
que le ofrezca un alimento...

¡Y el inútil del Rajoy
comerá caliente hoy
sin ningún merecimiento! 

XV

¡Soi Bobo!, ¡gran santón!
venido desde oriente...
Mas, que un bobo te oriente
no es buena orientación... 

XVI

¿Independencia pide esa gente?...
¡Qué pedigüeña y qué dependiente! 

XVII

Le llaman la Inmaculada
aunque enseñe el michinina,
¡e igual que la Chocholina
será una gran diputada! 

XVIII
 

Yajú ha fichado a Muriño,
¡ay qué mal que está Yajú,
que por falta de cariño
se va hasta con Belcebú! 

XIX

Mil quinientos euros son,
y entre todos, ¡qué ilusión!,
los que se lleva la Toñi...
¡Ole que viva su coñi
y nuestro gran corazón! 

XX

"¡España nos roba!",
dice el pordiosero
al que sólo emboba
el bien del dinero.

XXI

¡A ver si atiende mi queja
por fin esta España loca!
Don Jaime, ¡mayor oreja!
Don Mariano, ¡menor boca! 

XXII

¡Ay Rota, Villa de Rota!
Cuán española, y se nota,
que es tu noble condición,
que en tu nombre claro explota
de España la condición,
¡que hace rato que está rota! 

XXIII

¡Ay qué pena di María!,
¡que ante la máxima pena
no se acomode tu hombría! 

Aquiles Platico

Verónica Chondona

¡PAL QUE PENE, QUE PENE Y QUE PENE!

Pues si es gay, es normal que se apene,
aunque pene su pena el que no,
y además, aunque pene o no pene,
tanto pene lo desapenó.

Y si pena y es gay es que el nene
ese gayo penar eligió,
mas, si elige apenarse, que apene
no lo entiendo y me apeno hasta yo.

Natural, tras penar tanto, de que
el que pene se ponga peneque
y le importe un penique al que no.

Yo me solidarizo y me apeno,
que aunque el pobre se apene no es bueno,
les confieso que me penetró.

Penélope Sopena

Matías Mataos

¡A MÁS TAO, MÁS MATAOS!

Juan Carlos, Rey de España, ¡vive el Tao!,
que lo vivan los duques de Palencia
y la alcaldesa fea de Valencia
y el lehendakari ese de Bilbao.

El boxeador que nunca queda k.o.,
y el cardenal, asido a su creencia,
la diosa de la fiesta en su inocencia
y el poder de la Ford y el Cola Cao.

Barak Obama, ¡vive el Tao!, para
que lo viva tu pueblo por la cara
idiosincrasia de esta gran verdad.

Que si todos vivimos nuestro Tao,
aquel que mata quedará matao
en la evidencia de su falsedad.

Matías Mataos

Nicolás Niculés

LA BIBLIOTECA PÚBICA

No he podido hallar la entrada
de la biblioteca púbica,
y no es raro que me apene,
me apene de forma lúdica.
¿Adónde este ansioso cetro
de profunda
y ardiente sabiduría,
que erguido siempre la busca,
hallar consuelo pudiera?
Tal vez en la mano muda
que tiernas caricias deja
de solitaria cultura...
¡Ah, quién hallara la entrada
de tu biblioteca púbica!

Nicolás Niculés